Peligro de los desodorantes – antitranspirantes

¿Te has puesto ha pensar en los peligros que encierra el uso continuo de desodorantes y antitranspirantes?

Todos los días sin darnos cuenta utilizamos productos que pueden ser dañinos para nuestra salud, dentro de esos productos se encuentra el desodorante, que es inevitablemente un producto de uso diario y muy necesario.

El problema empieza porque este tipo de productos, para combatir el mal olor y las bacterias utilizan químicos peligrosos que se van acumulando en el cuerpo y a la postre causarnos serios problemas de salud.

Otro inconveniente es, que comúnmente los desodorantes contienen “antitranspirantes”, cuya función es evitar que el cuerpo sude, esto va en contra del normal funcionamiento de nuestro organismo.

Dichos antitranspirantes comúnmente contienen aluminio y otras sustancias que alteran el normal funcionamiento de las glándulas sudoriparas, lo que está relacionado por los científicos con el cáncer de mama.

Varios compuestos de aluminio se usan en los antitranspirantes como el ingrediente activo. Estos compuestos forman una cubierta temporal de los conductos del sudor; esta cubierta impide que el sudor fluya a la superficie de la piel.

Algunos estudios sugieren que los compuestos de aluminio, los cuales se aplican frecuentemente y se dejan en la piel cerca del seno, pueden ser absorbidos por la piel y causar efectos parecidos a los del estrógeno (efectos hormonales).

Ya que el estrógeno tiene la capacidad de fomentar el crecimiento de las células de cáncer de seno, algunos científicos sugieren que los compuestos de aluminio en los antitranspirantes pueden contribuir a la formación del cáncer de seno.

Se debe tener mucho cuidado con éste tipo de productos, y saber elegir el desodorante de uso diario, de preferencia elegir uno que sea natural y que no afecte el funcionamiento normal de nuestro cuerpo.